El tabaco se esfuma de la playa

La localidad canaria de Mogán sancionará a partir de este verano por fumar en sus arenales | Con esta son dos las localidades españolas que cuelgan el cartel de prohibido el cigarrillo.

IKER CORTÉS / MADRID

Primero fue el transporte, luego los centros públicos y ahora le toca a la playa. La lucha contra el cigarrillo tuvo su punto de inflexión con la aprobación de la Ley Antitabaco hace algo más de un año y, por lo que parece, el cerco a las cajetillas puede no haber acabado. El próximo día 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco y este año la localidad canaria de Mogán lo festejará con todas sus playas libres de humo, ya que el Ayuntamiento de ese municipio de Las Palmas acaba de aprobar una polémica normativa que prohíbe a los bañistas fumar en la arena.

Mogán no ha sido el pionero en poner coto a los turistas fumadores. Ya en 2006, L’Escala (Girona) ratificó una ordenanza que impedía fumar en la playa, aunque en este caso, y consciente de los impedimentos legales, más que una prohibición era una recomendación a los turistas que recalaban en la localidad catalana. El caso de Mogán es bien diferente, ya que todo fumador que no respete las normas será sancionado con la cantidad nada desdeñable de 450 euros.

La idea se empezó a fraguar en enero. El equipo de gobierno del PP encabezado por su primer edil, Francisco González, presentó una controvertida propuesta en la que se exponía la posibilidad de restringir el tabaco en los arenales de la localidad. La aspiración de González era convertir la costa de Mogán en una de las primeras playas sin humo de Europa y dar así un toque de distinción a la localidad, además de atraer a un tipo de turista más familiar.

La idea del alcalde suscitó las quejas de los demás grupos municipales y tras numerosos debates en los plenos del ayuntamiento y el posterior periodo de alegaciones, el consistorio dio luz verde a la normativa con un importante matiz: se reserva el 25% del espacio a los fumadores. De esta forma, Mogán se suma a LŽEscala en su lucha por preservar los espacios públicos del humo del cigarro.

Niza prohíbe los malos humos

España no es el primer país del viejo continente que ocupa los titulares de los periódicos con medidas de este tipo. La refinada costa azul también tiene su particular lucha contra el cigarrillo después de que Niza anunciara, hace algo más de un mes, que una de sus playas estaría reservada a los no fumadores. Pero sin duda la gran abanderada de la batalla contra el tabaco es Nueva York. La Gran Manzana fue la primera ciudad del mundo que sacó de las oficinas a los fumadores y hace tan sólo un año anunció a bombo y platillo que Central Park era un espacio sin humo.

A este listado habría que sumar la Muralla de Ávila y el Camp Nou, otros dos recintos que este año han colgado el cartel de prohibido fumar, aunque, lo cierto es que estas restricciones responden más a una cuestión de limpieza más que a la protección de la salud pública. No sabemos si Mogán, Ávila o el estadio blaugrana han querido mirarse en el espejo de grandes urbes internacionales, pero lo que sí es seguro es que no serán la últimos en apuntarse a la ola antitabaco

Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>